Un paso más hacia el uso de parásitos para combatir las proliferaciones de algas tóxicas

parasitosInvestigadores del Instituto de Ciencias del Mar del CSIC han detectado una sustancia que activa a parásitos de microalgas tóxicas dando, con ello, un paso más hacia el desarrollo de estrategias de control biológico para regular proliferaciones de algas nocivas. El descubrimiento ha sido publicado en International Society for Microbial Ecology Journal, del grupo Nature.

Concretamente este estudio, liderado por el Instituto de Ciencias del Mar (CSIC),señalan desde el CSIC, revela que el parásito Parvilucifera sinerae se activa desde su estado latente, no sólo por la presencia de células vivas de uno de sus hospedadores -la microalga dinoflagelada Alexandrium minutum– sino también por la presencia de los exudados de la microalga. Concretamente, por el dimetilsulfuro, un compuesto de azufre que se halla entre los exudados.

El dimetilsulfuro que produce la microalga lo que hace es indicar al parásito la presencia de hospedadores potenciales. Se trata de una señal denso-dependiente, esto es, “el parásito responde más rápidamente a mayor concentración de dimetilsulfuro, consecuencia de una mayor abundancia de hospedadores”, explica Esther Garcés, investigadora principal del trabajo. Lo anterior, por tanto, permite al parásito alternar entre una fase latente, cuando no hay células de hospedador o hay pocas, y otra fase activa en la que los parásitos se vuelven infectivos.

A mayores de concretar el proceso de activación del proceso tóxico, los resultados de la investigación pueden abrir una puerta a su prevención. “Durante años, se ha valorado la posibilidad de utilizar parásitos para combatir las proliferaciones de algas tóxicas, de forma parecida a las prácticas de control biológico de plagas en agricultura”, explica Esther Garcés. En el caso del Parvilucifera sinerae, al tratarse de lo que se denomina un parasitoide (un parásito que mata a su hospedador), la estrategia serviría para eliminar las microalgas nocivas, con lo que este hallazgo podría ser un paso adelante para plantear este tipo de estrategia.

Sin embargo,  consideran prematuro plantar estrategias contra la infección.  Tal como explica Elisabet Alacid, participante en el estudio: “hemos observado que hay algunas microalgas resistentes a la infección, que aunque también exudan dimetilsulfuro y activan al parásito de su fase latente, no llegan a infectarse y el parásito muere. Lo interpretamos como uno de los pocos casos descritos de evolución entre enemigos en el plancton: el parásito desarrolla mecanismos de localización del hospedador y éste desarrolla mecanismos contra la infección.”

Visita la noticia completa aquí.

Fuente : Ipacuicultura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s