El mar Báltico sufrirá debido al cambio climático en el siglo XXI

Al final del siglo 21, la temperatura en el mar Báltico será más alta y el contenido de sal más bajo que en cualquier otro momento desde el año 1850. Si no se toman medidas para mitigar los efectos del cambio climático, podría haber graves consecuencias para el medioambiente marino.

“Es la primera vez que alguien presenta una visión detallada de cómo los modelos climáticos combinados con los factores individuales afectan una región específica. Esto hace que este proyecto sea único”, dice Jonathan Havenhand, del Departamento de Ciencias Biológicas y Ambientales de la Universidad de Gotemburgo, Suecia.

Un gran número de investigadores de los países que bordean el Báltico colaboran en un proyecto interdisciplinario para estudiar los efectos del cambio climático global sobre el medio ambiente en el mar Báltico. Los científicos combinaron los mejores modelos climáticos actuales con otros con factores adicionales que afectan al medio ambiente en el mar Báltico.

Los investigadores estudiaron cómo funcionan los modelos mediante la introducción de datos desde 1850 hasta 2006, y luego compararon las predicciones de los modelos con lo que realmente sucedió durante ese período.

Los modelos resultaron ser bastante exactos, y por lo tanto se utilizaron para predecir lo que sucederá en el mar Báltico entre ahora y el año 2098. Los modelos muestran que el contenido de sal en el Báltico será más bajo y que la temperatura se incrementará como consecuencia de los aumentos de temperatura del aire y las precipitaciones.

El aumento de temperatura provocará que el contenido de oxígeno del agua disminuya y de esta manera los efectos de la eutrofización serán más pronunciados. El cambio en el contenido de sal podría llevar a que especies que se encuentran hoy en el borde de su área de dispersión desaparezcan, y esto causará una disminución en la diversidad de especies.

“Un ejemplo es el mejillón azul, que no puede sobrevivir si el contenido de sal es menor que el actual en el norte del mar Báltico. Este molusco se alimenta de algas y purifica grandes volúmenes de agua, lo que lo convierte en una especie importante. También podemos esperar que las poblaciones de bacalao disminuyan, incluso si se restringe la pesca, ya que el contenido de oxígeno, la temperatura y la salinidad van a cambiar tanto que la reproducción será difícil”, explica Havenhand.

En su estudio, los investigadores demostraron que a pesar de estos cambios puede ser posible contrarrestar los efectos del cambio climático global sobre el medio ambiente en el mar Báltico, por ejemplo, reduciendo el escurrimiento de nutrientes desde la tierra. Una característica especial de este estudio es que cuantifica los efectos de esas medidas.

“No estamos haciendo ningún juicio sobre lo que se debe hacer, simplemente ofrecemos una herramienta que permite a los que toman las decisiones evaluar lo que hay que hacer para conseguir el efecto deseado”, aclara Havenhand.

Sin embargo, según un estudio basado en una encuesta realizada entre los que toman las decisiones en los países alrededor del mar Báltico, los que tienen ese poder preferirían esperar.

Los resultados de este nuevo estudio contribuirán al plan de acción para el mar Báltico propuesto por la Comisión de Helsinki (Helcom).

Visita la noticia completa aquí.

Fuente : Fis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s