Nuevos hallazgos sobre problemático parásito de crustáceos

Un grupo de científicos descubrió que parásitos dinoflagelados del género Hematodinium, que representan un serio problema en las pesquerías de cangrejo, camarón y langostino de todo el mundo,tienen endosimbiontes similares a las bacterias en el camarón café europeo silvestre (Crangon crangon).

El estudio, que fue publicado en la revista Aquatic Biosystems de BioMed Central, señala que la existencia de esta endosimbiosis revela un lado desconocido del ciclo de vida del Hematodinium.

El Hematodinium sp. está relacionado con la especie H. Perezi, que provoca la enfermedad del ‘cangrejo amargo’ y genera muchos problemas a los pescadores de cangrejo azul. De hecho, estos parásitos podrían ser responsables del declive del cangrejo azul en la bahía de Chesapeake, y se sabe que afectan a más de 40 especies de crustáceos.

Investigadores del Laboratorio de Referencia de Enfermedades de Crustáceos de la Unión Europea (Cefas) y del Instituto de Ciencias Marinas de Virginia (VIMS) trabajaron juntos para identificar al parásito responsable de enfermar a camarones café silvestres europeos recolectados en el Mar del Norte. Estos camarones habían perdido la transparencia de su caparazón y su sangre no coagulaba.

Los parásitos Hematodinium también habían afectado los músculos de los animales y destruido sus órganos internos. Además, la infección había dañado los ovarios de las hembras y, por ende, su capacidad de reproducción. Estos crustáceos también estaban infectados con la enfermedad virus baciliforme Crangon crangon(CcBV).

Otros estudios revelaron que dos de las etapas de vida del parásito estaban presentes en el camarón: trofonte (el adulto, en la etapa móvil) y dinospora (la etapa infecciosa). Con todo, las dinosporas parecían haber sido infectadas por células similares a bacterias en el citoplasma, al igual que dentro del núcleo, una situación sin precedentes para los investigadores.

“La simbiosis dentro del Hematodinium sp. parecía no modificar la capacidad del parásito para infectar el camarón”, explicó el doctor Grant Stentiford del Cefas. “Con todo, para que estas relaciones sobrevivan la endosimbiosis debe aportar una ventaja evolutiva.”

“Parece probable que la endosimbiosis de alguna manera aumenta la oportunidad de sobrevivir del dinoflagelado fuera del camarón y de pasar con éxito a un huésped nuevo. Uno de los problemas de la infección con Hematodinium es que todavía no comprendemos bien sus ciclos de vida. La función de esta endosimbiosis para su supervivencia puede ser la clave para controlar las infecciones en especies de crustáceos de cultivo”, agregó.

Los brotes de estos parásitos perjudicaron los stocks comerciales de cigala (Nephrops norvegicus), cangrejo nevado (Chionoecetes opilio), cangrejo tanner (Chionoecetes bairdi), cangrejo azul americano (Callinectes sepidus) y nécora (Necora puber), según el VIMS.

Las especies de Hematodinium pueden alcanzar niveles altos como para regular sus poblaciones de huéspedes, pero las mortalidades también afectan  los juveniles y las hembras que no se capturan, y que son huéspedes que no suelen tomarse como muestra en las pesquerías. Esto implica que los impactos no se informan con mucha precisión. En muchas poblaciones de crustáceos huéspedes se ha observado una prevalencia estacional de hasta el 85%.

Visita la noticia completa aquí.

Fuente : Fis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s