Omega 3 del pescado, unido con la actividad física, pueden frenar el deterioro del envejecimiento

El ejercicio físico es fundamental para mantenernos sanos y durante mucho tiempo. Los ácidos grasos Omega 3 del pescado se han demostrado beneficiosos para mantener a raya la presión arterial o el colesterol. Si los unimos tenemos un binomio de lo más saludable. Tanto que investigadores escoceses vieron que el Omega 3 del pescado unido con la actividad física puede frenar el deterioro del envejecimiento.

El estudio de la Universidad de Aberdeen, en Escocia (Reino Unido), mostró que aquellas mujeres de más de 65 años que consumieron Omega 3 podían conseguir casi el doble de masa muscular tras la práctica de ejercicio en comparación con quienes tomaron aceite de oliva.

Durante el proceso natural del envejecimiento, la masa muscular se reduce entre un 0,5 y un 2% cada año, lo que se conoce como sarcopenia, un factor que provoca debilidad e inmovilidad en los ancianos.

No obstante, el índice de pérdida de masa muscular está determinado, hasta cierto punto, por el estilo de vida, y se sabe que una dieta baja en proteínas y el sedentarismo favorecen la pérdida muscular.

Después de que estudios previos con ganado hubieran demostrado que las dietas ricas en Omega 3 aumentan el volumen muscular, el doctor Stuart Gray y su equipo decidieron investigar si estos ácidos grasos podían ayudar a revertir la sarcopenia en humanos.

En sus investigaciones iniciales, mostró por imágenes de resonancia magnética que ratas de mediana edad que tomaron un suplemento de aceite de pescado tenían una pérdida menor de masa magra que los otros roedores que comieron una dieta normal.

Así que Gray probó con humanos. Reclutó a 14 mujeres mayores de 65 años, las dividió en dos grupos, y les pidió que se sometieran a un programa de ejercicio físico de doce semanas que consistía en dos sesiones de 30 minutos de ejercicios estándar para los músculos de las piernas.

La mitad de las mujeres ingirió EPA y DHA, que son ácidos grasos Omega 3, mientras que el otro grupo recibió un placebo de aceite de oliva.

Al comienzo y al final del ensayo, se midió la fuerza muscular de las piernas de las mujeres, y los resultados fueron convincentes. Las mujeres que tomaron el aceite de oliva experimentaron un incremento del 11% en su masa muscular, mientras que aquellas que recibieron EPA y DHA tuvieron un aumento del 20%, una mejora estadísticamente significativa.

Solo en Estados Unidos, el 25% de las personas de entre 50 años y 70 años tiene sarcopenia, una cifra que aumenta hasta alcanzar más del 50% en aquellos que tienen más de 80 años.

Visita la noticia completa aquí.

Fuente : Pescaldía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s