NOAA respalda investigaciones sobre algas nocivas en Nueva York

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) otorgó 125.614 $ como anticipo para el primero de los tres años en los que científicos de Nueva York desarrollarán un proyecto para monitorear y prever los florecimientos provocados por las algas tóxicas Alexandrium y Dinophysis.

El consumo de mariscos contaminados con las toxinas de estas especies de algas marinas puede provocar intoxicación paralizante por mariscos (PSP) y síndrome diarreico por mariscos en los seres humanos.

El proyecto investigará tecnologías avanzadas de monitoreo y métodos de alerta anticipada para ayudar a Nueva York a responder al creciente problema de las floraciones de algas tóxicas que ponen en peligro la salud pública y los trabajos que dependen de la captura y la comercialización de los productos del mar. Estas toxinas obligaron el cierre de casi 11.400 acres (4.613,41 hectáreas) de bancos importantes de mariscos a lo largo de la línea costera de Long Island desde que surgieron como una gran amenaza en 2006. La NOAA también destinó fondos este mes para que científicos de la Universidad de Maine ejecuten un proyecto similar.

La investigación se llevará a cabo en la Facultad de Ciencias de la Atmósfera y Marinas de la Universidad de Stony Brook, con investigadores asociados del Departamento de Conservación Ambiental de Nueva York (DEC) y una Red de Control de Fitoplancton de ciudadanos voluntarios coordinada por la NOAA. Al asociarse con el DEC, la agencia responsable de la sanidad de los mariscos, los resultados del estudio reforzarán y mejorarán los rigurosos programas de control de floración de algas nocivas existentes que aseguran la sanidad de los productos del mar y la protección de la salud pública.

El viceinspector de Recursos Naturales del DEC, Chris Amato, dijo al respecto: “La asociación con Stony Brook y la NOAA permitirá que la agencia aplique las últimas tecnologías en control de células de floraciones de algas nocivas y las toxinas asociadas con las condiciones ambientales en todas las aguas marinas de Nueva York. Con la guía de este proyecto, podremos monitorear de manera más efectiva y con mayor eficiencia, y mejorar nuestra capacidad para proteger la salud pública y disminuir el costo que esto conlleva.”

Este trabajo ayudará a que los consumidores de mariscos de Nueva York confíen en la calidad de los productos pesqueros locales y también a que Nueva York salvaguarde una industria comercial que genera USD 19 millones al año.

El proyecto es financiado a través de una competencia nacional del programa de Control y Repuesta ante Episodios de Floraciones de Algas Nocivas a cago de los Centros para la Ciencia Costera del Océano del Servicio Nacional del Océano de la NOAA.

Visita la noticia completa aquí.

Fuente : FIS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s