Una mancha de plancton obliga a cerrar playas en Cullera, Tavernes y Xeraco

Desde la playa del Brosquil (al sur de Cullera) hasta Gandia, a lo largo de casi 10 kilómetros, ondeaba ayer la bandera roja que prohibía el baño por la presencia de una gran mancha marrón en el agua. Según fuentes de la Generalitat, se trata de una proliferación de fitoplancton que no supone una situación de alarma.

Aun así, fuentes de la posta sanitaria de Cullera afirmaron que intentaron evitar que los bañistas entraran en el agua “por precaución”. Tavernes de la Valldigna y Xeraco también adoptaron esta medida ante la posible aparición de reacciones alérgicas como consecuencia de la exposición a las algas.

El fitoplancton es un conjunto de algas en su mayoría microscópicas que existe en el mar de manera natural. El exceso de nutrientes y las altas temperaturas favorecen su proliferación. El agua de las playas se analiza periódicamente para detectar la presencia de contaminación por bacterias, aunque la Generalitat descarta que este sea el caso. “No es una situación de alarma ni de riesgo. Es un crecimiento de fitoplancton por las altas temperaturas”, afirmaban ayer fuentes de la Generalitat.

Según fuentes de Cruz Roja en la playa de Gandia, la mancha lleva cerca de cuatro días acercándose y alejándose de la costa y aunque afirman que no se trata de contaminantes, aceites o tóxicos, han puesto bandera amarilla por precaución.

Esta no es la primera vez que se produce una situación similar. Hace escasamente 10 días Cullera cerró seis kilómetros de playas por la presencia de una mancha similar para analizar el agua y descartar su toxicidad. Algunos bañistas cuentan que el agua de la playa del Racó, en Cullera, estaba oleosa y su superficie tenía brillos tornasolados. Además, afirman que notaban un olor desagradable “como a aguas fecales”. “Han estado analizándose las aguas estos días atrás y había algas pero no bacterias”, decía Alejandro de Creus, miembro de la posta sanitaria de la playa de Cullera. Los distintos municipios afirman que ningún bañista ha presentado problemas sanitarios como consecuencia de su exposición a estas algas.

Inmersos en plena temporada alta para el turismo, aunque nadie se aventura a decir cuánto tiempo estarán cerradas estas playas, en el caso ocurrido la semana pasada en Cullera la bandera roja se mantuvo 24 horas. “En los casos anteriores el propio mar lo ha disuelto”, cuenta Alejandro de Creus. El intenso calor y la imposibilidad de tomar el baño en las zonas afectadas por la mancha alejó a de las playas a los usuarios, que optaron por bañarse en las piscinas.

Visita la noticia completa aquí.

Fuente : ElPais

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s