La Fundación OESA publica el informe “Evaluación de las actividades de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Acuicultura 1998 -2000”

El informe “Evaluación de las actividades de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Acuicultura 1998-2010”, elaborado por la Fundación OESA, pone de relieve la importancia que ha cobrado la actividad investigadora en los últimos años en el sector acuícola. El estudio publicado analiza la evolución de la acuicultura y las actividades de I+D+i desarrolladas en este periodo y compara los resultados obtenidos en el anterior análisis, efectuado entre los años 1982 y 1997.

La actividad investigadora en acuicultura  ha experimentado un crecimiento significativo en España la última década. El número de científicos se ha duplicado hasta alcanzar los 520 investigadores dedicados a la acuicultura en centros de investigación y universidades.

En España existen 40 centros públicos de I+D+I y 28 universidades que realizan, en mayor o menor grado, investigaciones en acuicultura. Esta cifra contrasta con los 25 centros de investigación y las 20 universidades identificados en el periodo 1982-1997.

 En esta misma línea, el personal investigador también se ha visto incrementado. Cerca de 520 científicos de centros de investigación y universidades dedican sus proyectos a la acuicultura, lo que supone también duplicar el dato registrado en el anterior informe, de 256 investigadores.

 La actividad científica también ha aumentado. El número de artículos científicos publicados en revistas por los investigadores de los centros de I+D+i asciende a 1.710, mientras que en el periodo 1982-1997 los científicos publicaron 1.053 artículos.

Las líneas de investigación prioritarias desarrolladas por los centros de I+D+I siguen orientándose hacia los cultivos, la nutrición y la reproducción de especies.

 Además de centros de investigación y universidades, gran parte de las empresas del sector acuícola destinan recursos a la I+D+I. Según la base de datos de la Fundación OESA, existen 158 técnicos/científicos en el sector industrial.

 La principal motivación de las empresas a la hora de poner en marcha de actividades de I+D+I responde al aumento de su productividad, seguida de la mejora y el desarrollo de nuevas técnicas de cultivo.

 El informe concluye que se debe potenciar la transferencia del conocimiento en las empresas y apostar por la diversificación y la investigación de nuevas especies de cultivo, la optimización de los piensos, el control de enfermedades, el desarrollo de nuevas técnicas para la mejora genética, así como fomentar la biotecnología de microalgas, orientada a la producción de  biocombustibles.

 En esta línea, el informe recoge la necesidad de que la acuicultura española asiente su competitividad a través de la I+D+I, orientada la creación de nuevos productos y tecnologías, concienciándose de la importancia de afianzar los canales de comercialización y mejorar el conocimiento de los consumidores.

 Pese al esfuerzo investigador y de financiación, realizado en los últimos años y el creciente desarrollo del sistema de ciencia y tecnología, el informe también pone de manifiesto que la acuicultura ha ido perdiendo protagonismo en los sucesivos Planes Nacionales de I+D+i al dejar de contar con un programa o subprograma específico. Este aspecto podría ser clave a los efectos de retomar la consideración estratégica y prioritaria de esta actividad, mejorándose también de esta forma la coordinación y el seguimiento de las acciones y proyectos financiados.

Visita la Web de Fundación OESA y amplia la información  aquí.

Fuente : FOESA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s