El NIWA halla nuevas especies en aguas más profundas

Científicos del Instituto Nacional de Aguas e Investigación Atmosférica (NIWA) realizaron pruebas de arrastre de fondo a profundidades mayores que las estudiadas hasta ahora, a 2.730 metros, y encontraron peces nuevos para la ciencia cerca del lecho marino oceánico.

Durante su última campaña, los investigadores que viajaban a bordo del barco de investigación Tangaroa exploraron la zona más profunda del océano para conocer más sobre la distribución, la abundancia y la ecología de los peces.

El octavo estudio de arrastre más profundo que haya llevado a cabo el NIWA recogió muestras a 1.910–2.730 metros de profundidad al noroeste de Graveyard Hills, en el norte de Chatham Rise.

A 2.100 metros de profundidad, los científicos no encontraron muchos peces y solo capturaron pequeñas cantidades de rayas, slickheads, granaderos y congrios.

La zona económica exclusiva (ZEE) de Nueva Zelanda abarca cerca de 4 millones de kilómetros cuadrados y casi la mitad de esa superficie llega a más de 2.000 metros de profundidad.

“Nos interesan estos resultados porque prueban si nuestras suposiciones sobre los límites de profundidad de las especies comerciales de peces son correctas, y también mejoran nuestro conocimiento sobre los que habitan nuestro estado marino en este medioambiente tan poco explorado”, dijo la ministra de Industrias Primarias, doctora Pamela Mace.

Los lances de arrastre revelaron peces fantásticos, raros y nuevos para la ciencia: un cetomímido, tres peces de la especie Alepocephalidae nuevos, una raya de Richardson, congrios, granaderos blancos y varias especies no identificadas.

El científico ictícola Peter McMillan, del NIWA, señaló: “Tuvimos la suerte de explorar esta área de las profundidades de Chatham Rise. Es grandioso saber lo que tenemos y cuánto.”

Explorar estas profundidades es un trabajo muy difícil para los científicos, porque deben colocar una red en el fondo del lecho marino a 2.000 metros de profundidad y retirarla al cabo de tres horas o más.

Los peces de las profundidades suelen tener cuerpos con formas muy raras en comparación con las especies estudiadas de las zonas menos profundas.

Tan pronto los peces son traídos a la superficie, los científicos del NIWA les sacan fotografías para plasmar su color cuando están frescos. Registran la captura de cada estación y etiquetan y congelan cada espécimen.

El NIWA obsequia los peces raros y nuevos para la ciencia al Te Papa, en donde son conservados, estudiados y almacenados en la Colección Nacional de Peces.

En la Colección de Peces de Te  Papa se preservan especímenes de peces de 28 sitios de más de 2.000 metros de profundidad. En la colección hay 120 especímenes que pertenecen a 34 especies. La mayoría fue capturada por el Instituto Oceanográfico de Nueva Zelanda y, más recientemente, por el NIWA.

El viaje fue financiado por el programa de Estudio Oceánico 20/20 de Información Terrestre de Nueva Zelanda y el Ministerio de Industrias Primarias.

Visita la noticia completa aquí.

Fuente : Fis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s