Los océanos tropicales ‘dirigen’ el cambio climático

Los océanos de todo el planeta están “bombeando” cantidades cada vez mayores de aguas cálidas de las zonas tropicales hacia los polos. Este fenómeno tiene consecuencias significativas para la vida en la Tierra, según un estudio publicado en la revista Journal of the Marine Biological Association.

Un grupo de científicos del Instituto Marino de la Universidad de Plymouth y del Centro Nacional para la Investigación Científica (CNRS) determinó que las regiones tropicales de los océanos Índico, Pacífico y Atlántico parecen “funcionar como un corazón” que acumula calor y luego bombea ráfagas de aguas cálidas.

Cuando el agua llega a las plataformas continentales, se redirecciona a lo largo del borde de las mismas hacia los polos. Los científicos sostienen que muchos de los pulsos coinciden con los episodios de “El Niño”, y que la calidez del agua aumenta.

El autor principal del informe, el profesor Philip Reid, de la Fundación para el Océano y la Ciencia Sir Alister Hardy (SAHFOS) y el Instituto Marino, dice que el fenómeno explica el momento y la conexión de una serie de episodios hidrográficos, del ecosistema y criosféricos (hielo/nieve) observados.

“Describimos por primera vez un patrón globalmente sincrónico de pulsos de emanaciones de temperaturas de corto plazo (un año), que pasan a lo largo de las plataformas continentales, desde los mares tropicales hasta los polos -relata-. Las aguas cálidas tropicales parecen actuar como un corazón, acumulan calor y energía, que después bombean en ráfagas que se trasladan progresivamente hacia los polos, un proceso que parece acelerarse.”

Reid y el Dr. Gregory Beaugrand, que trabajó como asociado en la investigación, trazaron un mapa y analizaron estadísticamente las temperaturas promedio por cada dos grados cuadrados de latitud y longitud para todo el océano en forma global, desde 1960 hasta 2008, con una resolución en grados única, muy precisa, a lo largo de las plataformas continentales.

Hallaron un grado de simetría sorprendente a ambos lados del ecuador y picos muy claros de temperatura seguidos de un periodo de frío.

Beaugrand dijo que encontraron aumentos repentinos de temperaturas en 1976, 1987, 1998 y durante 2000-2010, que coincidieron con cambios en los ecosistemas, como el colapso de la pesquería de bacalao en la costa oriental de Canadá a finales de 1980.

“Si este patrón continúa, las temperaturas globales podrían continuar aumentando de manera repentina y la evidencia sugiere que el ritmo de aumento se acelera”, observa Reid.

Entre tanto, varios investigadores opinan que las plantas evolucionan rápidamente ante las condiciones cambiantes, lo que podría mejorar su oportunidad de sobrevivir. Un estudio nuevo revela que las hojas de las plantas australianas de un tipo de Dodonaea viscosa, un arbusto de la familia de las lichi (Litchi chinensis), tiene las hojas cada vez más pequeñas, informó New Scientist.

“Ya observamos cambios sustanciales en el clima de la Tierra y por eso deberíamos esperar que haya también cambios en la vegetación del planeta”, opina Andrew Lowe, biólogo conservacionista de plantas de la Universidad de Adelaida, en Australia, y un investigador clave del estudio.

“El estudio es un ejemplo nuevo de las respuestas al significativo cambio climático hasta la fecha”, recalca el coautor Greg Guerin, también de la Universidad de Adelaida. “Ahora sabemos que cada grado de calentamiento global es significativo desde el punto de vista ecológico y genera desequilibrio ecológico.”

Visita la noticia completa aquí.

Fuente : FIS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s