Un crucero fondea en un área protegida de posidonia en Formentera

El crucero ´Columbus 2´, de la compañía alemana Hapag Lloyd Cruises, fondeó en la zona dos situada en el exterior del puerto de la Savina con autorización de la Autoridad Portuaria en Balears. El buque lanzó su ancla sobre la pradera de posidonia, práctica prohibida al ser un bien natural protegido por distintas normativas nacionales e internacionales y catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La denominada zona dos, sin embargo, está contemplada para el fondeo de este tipo de barcos y recogida en el Plan director del puerto de la Savina, incluso esta excepción está reconocida en el Plan Rector de Usos y Gestión (PRUG) del Parque Natural de ses Salines de Ibiza y Formentera, tal y como aseguró un portavoz de Puertos.

Desde primera hora de la mañana y hasta las 20 horas el crucero estuvo anclado a lo largo de la playa de es Cavall d´en Borràs a una distancia que varió a lo largo de la jornada entre los 900 y 1.200 metros del faro blanco de la Savina, en aguas del Parque Natural de ses Salines. Los expertos y técnicos consultados coincidieron en afirmar que seguramente, y a la espera de una inspección ocular de los fondos marinos, su acción habría podido producir «un importante destrozo» por el borneo generado por el movimiento de la cadena del ancla sobre la posidonia, a lo que se podría añadir el garreo que produce directamente el ancla, teniendo en cuenta que el buque estaba en movimiento debido al viento del oeste que sopló en la zona.

Fuentes de la Autoridad Portuaria confirmaron que el buque, con capacidad para 698 pasajeros, con 181 metros de eslora y 5,95 metros de calado, zarpó el martes del puerto de Palma en su viaje inaugural de 12 días por el Mediterráneo, cuya primera escala fue en Formentera, para seguir rumbo a Barcelona y continuar su viaje por distintos puertos de la Costa Azul, Italia y terminar en la isla de Malta.

Desde la Autoridad Portuaria en Balears se recordó que la zona exterior del puerto de la Savina está delimitada precisamente para este tipo de operaciones, «al margen de que exista o no posidonia en el fondo», señaló el portavoz.

Mientras, la consellera de Medio Ambiente de Formentera, Silvia Tur, explicó que nada más conocer la presencia del buque informó a la Guardia Civil, que desplazó una lancha del Grupo de Actividades Subacuáticas (GEAS) para comprobar la situación del buque. También avisó a los agentes de Medio Ambiente del Govern balear, de cuya respuesta no tiene constancia. No obstante, quiso dejar claro, para evitar dobles interpretaciones: «No estamos en contra de la presencia de cruceros, solo queremos que fondeen donde les toca y no sobre la posidonia». Añadió que el director general de la Administración del Estado en Ibiza y Formentera, Rafael García, se había puesto en contacto con ella para realizar el seguimiento de la situación. La consellera confirmó que el ´Columbus 2´ «ha fondeado sobre posidonia», práctica prohibida, aunque reconoció que «este caso es especial» al existir distintas interpretaciones sobre los criterios de fondeo y otras operaciones que se pueden realizar en el antepuerto de la Savina. Tur precisó que: «El buque no está en la zona dos de Puertos, está fuera» y puso en duda que embarcaciones de este tipo puedan fondear en esa zona. Con el objeto de aplicar un mismo criterio entre las administraciones anunció que promoverá una reunión con la presencia del director general de la Administración del Estado, la Autoridad Portuaria y una representación del Parque Natural de ses Salines.

La organización Oceana ya ha exigido sanciones para los responsables del crucero alemán ‘Columbus 2’ por fondear en un área prohibida en , que ha provocado daños sobre las praderas submarinas de la planta Posidonia oceánica.

Por ello, a través de un comunicado, ha pedido una investigación para proteger a esta especie que constituye uno de los ecosistemas más “importantes, frágiles y longevos” del Mediterráneo. Además, ha recordado que esta zona está protegida por las legislaciones balear y española y está considerada un hábitat prioritario en las directivas europeas.

Asimismo, ha destacado la importancia “fundamental” de esta planta marina para la conservación de las playas mediterráneas, porque frena el oleaje y reduce la erosión, al tiempo que alberga miles de especies diferentes.

La organización añade que se trata de uno de los ecosistemas más productivos, pues los servicios ambientales que aportan estas praderas se han calculado en más de 14.000 euros por hectárea y año.

Visita el comunicado de Oceana aqui.

Visita la noticia completa aqui.

Fuente : Diariodeibiza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s